¿Cómo realizar una buena estrategia de emprendimiento?

background_1-min-1280x853.jpg

¡Hola amigo emprendedor o amiga emprendedora!

En el post de la semana pasada nos centramos en explicar los 5 pasos para realizar un buen plan de marketing.  En este post vamos a explicarte como realizar una buena estrategia de emprendimiento. Muchos de los conceptos que explicamos hoy aquí más los desarrollados en el blog anterior aparecerán en nuestro plan de empresa.

Muchos proyectos de emprendimientos fracasan en sus primeros años. Según el Global Entrepreneurship Monitor España (GEM), además de la financiación y la burocracia, la falta de educación empresarial constituyen los principales obstáculos de los emprendedores para el desarrollo de sus proyectos. En este blog compartiremos herramientas, cuyo uso, de manera organizada y orgánica, puede conducir la estrategia de emprendimiento hacia niveles que propicien la supervivencia empresarial.

La estrategia de emprendimiento

La planificación estratégica es aquel conjunto de procesos que sirve para materializar una visión compartida, construir sus objetivos y formular una estrategia de emprendimiento. También incluimos implantar y ejecutar dicha estrategia, y después, en función del transcurso de las actividades, efectuar ajustes que conduzcan a la sostenibilidad del emprendimiento.

Los beneficios de su aplicación son múltiples, entre los cuales, son dignos de mencionar que:

  • Contribuye a la identificación de problemas y amenazas a largo plazo
  • Soporta la asignación de recursos
  • Mejora la alineación
  • Permite un seguimiento y control de las actividades
  • Da soporte a la identificación de nuevas oportunidades
  • Mejora el entendimiento de las estrategias de los competidores
  • Detecta y trata de minimizar situaciones no deseadas
  • Promueve actitudes proactivas de los empleados y su actitud ante el cambio

Sin embargo, algunos emprendimientos no hacen planificación estratégica. Algunas de las razones son: las estructuras de compensación no son adecuadas, están satisfechos con situaciones presentes de éxito, dedican mucho tiempo al manejo de crisis o tienen miedo a lo desconocido.

La misión dentro de la estrategia de emprendimiento

Comenzaremos ahora entonces tratando el tema de la misión. Si nos preguntamos ¿qué es la misión?, podemos responder que es para lo que estamos aquí. Es decir, es lo que pudiéramos llamar el para qué.

Respecto a si la misión está bien construida, es muy útil preguntarnos si cumple los requisitos de:

  • Claridad, es decir, ¿está claro para todos en la organización?
  • Alineación: ¿Es compartida por todos?
  • Adecuación: ¿es apropiada?
  • Compatibilidad: ¿Es compatible con los valores organizacionales?

Gary Hamel, en su trabajo de reinvención de una empresa, afirmó sabiamente que las empresas deben crear una CAUSA, no un negocio.

Veamos algunos ejemplos. Comencemos con la misión de Disney: entretener. Esta misión a su vez recoge otras dos: hacer a la gente feliz y generar felicidad proporcionando lo mejor en cuanto a entretenimiento para gente de todas las edades y en todas partes.

La misión también puede apelar a los sentimientos, como en el caso de Virgin, la cual refleja la personalidad de su fundador Richard Branson: Nuestro negocio persigue crear momentos memorables para nuestros clientes.

 

La visión, segundo elemento en nuestra estrategia empresarial

Otro elemento muy importante es construir la visión. Esta proporciona el camino y entusiasmo para la dirección futura, crea orden y compromete los corazones. En otras palabras, es una afirmación de lo que queremos crear.

Un ejemplo claro e inspirador de lo que una visión puede hacer por la estrategia de emprendimiento fueron las palabras del presidente John Kennedy durante la carrera espacial. Con estas palabras estableció un ancla para alinear un sueño: Antes de que termine esta década, los Estados Unidos de América alcanzarán la supremacía del espacio, colocando al primer hombre en la luna y devolviéndolo a salvo a la Tierra.

 

La propuesta de valor

Y para cerrar este subcapítulo mencionemos la propuesta de valor, la cual podemos definir como aquellos elementos que inducen a que un usuario o cliente se incline por una u otra organización para solucionar su problema o para satisfacer su necesidad. En la propuesta de valor se debe plasmar las ventajas que ofrece y que hacen único el emprendimiento.

 

Evaluación interna y del entorno

Antes de proceder a fijar los objetivos de la organización, debemos estudiar sus aspectos internos y los de su entorno. Para ello, es muy recomendable, la matriz DAFO, la cual consta de aspectos internos (fortalezas y debilidades) y externos (oportunidades y amenazas).

En efecto, las fortalezas son aquellas características que ayudan a tomar ventajas de las oportunidades y a repeler amenazas del entorno. A manera de ejemplo, los invito a imaginar que estamos analizado la instalación de una clínica de mediano tamaño. En ese caso, ejemplos de fortalezas pudieran ser: alto nivel profesional de sus médicos, eficiencia operacional, innovación tecnológica.

Las debilidades son aquellas características que necesitan ser reforzadas para el éxito del emprendimiento. Como ejemplo, para la mencionada clínica, podemos mencionar insuficiente espacio de estacionamiento, deficiente personal paramédico.

Analizando los elementos externos, tenemos que evaluar las oportunidades, es decir, aquellas situaciones que son favorables para lograr los objetivos. Siguiendo con el ejemplo de la clínica podemos mencionar la existencia de poca competencia como una oportunidad. Y finalmente, el otro componente externo lo constituye las amenazas, es decir, aquellas situaciones en el ambiente que pudieran impedir el éxito del emprendimiento. Para la clínica mencionada, una amenaza pudiera ser escasez de personal médico competente.

 

Objetivos, indicadores, metas y acciones

Una vez conocido tanto el ambiente que rodea tu emprendimiento como tus aspectos internos, ya estaremos en posición de definir los objetivos estratégicos, aquello que deseados lograr. Para ello es recomendable utilizar el enfoque del Sistema Balanceado de Indicadores de los autores Kaplan&Norton, quienes recomiendan que dichos objetivos abarquen 4 principales perspectivas: finanzas, mercado, procesos internos y recursos humanos.

Una vez definidos dichos objetivos estratégicos, se procede a construir indicadores, metas y un plan de acción, de manera que podamos aterrizar el sueño, es decir, la visión, con pasos concretos y medibles.

Para aclarar los términos, veamos algunas definiciones:

  • Indicadores son aquellas variables o parámetros que permiten medir el logro de los objetivos.
  • Metas son aquellos resultados esperados, los cuales deben ser retadores y cuantificables.
  • Las acciones, son todas aquellas iniciativas a efectuarse para cumplir con los objetivos.

 

Implantación de la estrategia: Cultura y Networking

Y así llegamos a la etapa de la implantación. En esta etapa, ya pasamos de la conceptualización a la acción. En los negocios interviene gente para actividades de empleo, compra y venta. En esta sociedad globalizada somos diversos, distintos, de varios orígenes, por lo cual debemos tener conciencia cultural.

La cultura según la UNESCO (1982) es aquel conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social. Ella engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales del ser humano, los sistemas de valores y las creencias. Así pues, es de vital importancia ser consciente de la cultura tanto del emprendimiento como del ambiente donde se desarrollan las actividades.

Otro aspecto sumamente importante que cobra relevancia día a día es el llamado Networking. Además del conocido know-how, o sea el conocimiento, hoy en día es vital el know-who. El emprendedor debe ser un agente de relaciones que sepa dónde está la persona o institución que necesita para sus actividades.

 

Seguimiento y control de la estrategia a la hora de emprender

Durante el desarrollo del emprendimiento, las estrategias con frecuencia se vuelven obsoletas, dado que los ambientes internos y externos son dinámicos. Entonces, se debe examinar las bases de la estrategia de emprendimiento, comparar plan versus real y corregir acciones para asegurar actuación según el plan.

Si nos preguntamos, cómo efectuar una revisión de la efectividad de la estrategia, debemos mirar, entre otros, los siguientes aspectos:

  • La reacción de los competidores a la estrategia
  • Aquellos cambios en las estrategias de los competidores
  • Los cambios en la fortalezas y debilidades de los competidores
  • Razones para cambios en las estrategias de los competidores
  • Las razones de estrategias exitosas de los competidores
  • Posición de mercado y rentabilidad de los competidores
  • La posibilidad de cooperación por parte de los competidores

Este es un proceso continuo y debe seguirse metódicamente para alimentar las actividades emprendedoras.

En Tu Plan de Negocio realizamos tu Plan de Negocio en función de tus necesidades, aportando más de 30 años de experiencia en inversión, planes de marketing, planes de venta, estudio de viabilidad, análisis económicos financieros y decks de presentación de proyectos. Para que expongas lo mínimo al azar. Llevamos más de 1.000 planes de negocio nuestras espaldas realizados por personas, no por máquinas.

¡No te pierdas nuestro próximo blog!.

¡Nos vemos!.

Abrir chat
¿Puedo ayudarte?
Hola
¿En qué te puedo ayudar?